1 abr 2022

Nuevo derrumbe en el casco histórico de La Villa

01.04.2022.- El derrumbe de otro muro en el histórico rincón Callejón del Segura, ubicado en el casco histórico de La Villa, ha derivado en una nueva protesta por parte de la Plataforma La Villa Protegida. 

En su comunicado dicha plataforma indica que La Villa continúa deteriorándose en un corto espacio de tiempo, ante la inactividad de a quién corresponde vigilar que un BIC (Bien de Interés Cultural) siga siéndolo. 

Además añaden que no hace mucho las inclemencias se cargaron una manzana entera en la calle Casares junto a la Cuesta del Cristo. Igualmente destrozaron una histórica casa de la Calle Santa María, por culpa del mal mantenimiento del solar vecino perteneciente al Ayuntamiento que fue casa solariega del historiador requenense D. Enrique Herrero y Moral. Ambos casos fueron denunciados por vecinos y propietarios ante las autoridades municipales, y no se hizo nada al respecto, y para más inri, en el caso de la casa de Santa María, el Ayuntamiento no ha tenido la decencia de acceder a solucionar el problema que ellos mismos han provocado.

Explican que se están arreglando, después de mucho tiempo en riesgo, el límite sur de La Villa adyacente de San Nicolás, o la deteriorada muralla árabe de la Alcazaba, o el tejado de la Casa del Cristo por el que se inundaba su famosa cueva. Milagrosamente han resistido. Siguen con mucho peligro las casas de la Cuesta del Cristo, y muchas otras en todos los puntos del recinto histórico.

La Plataforma La Villa Protegida denuncia que no tiene razón de ser que las Administraciones Públicas “nos exijan a los ciudadanos del Barrio Histórico de Requena exagerados y costosos requisitos para poder tocar un clavo de nuestras casas, mientras los edificios del Ayuntamiento permanecen sin mantenimiento y cuidado, hasta el punto de la degradación, o que cuando se reforman se hace a veces sin sentido histórico y estético, como fue el caso de la torre medieval de la capilla del Cristo o el parking del Callejón de Segura o la Cuesta de las Carnicerías o la Casa de Santa Teresa”.

Por último alertan que cada vez queda menos tiempo y La Villa necesita un plan que la salve,  e indican que los ciudadanos “debemos dejar de ser tolerantes con la Administración Pública y exigir que se actúe contundentemente y con sentido ya de una vez”.


Archivo de noticias

FACEBOOK

ÚLTIMOS TWEETS