28 nov. 2018

Adaptar la producción a la demanda evitará la bajada de cotizaciones de las uvas para cavas


28.11.2018.- Luis Ibañez. El sector vitivinícola de Requena-Utiel analizó en Requena el presente del vino y del cava y el futuro de estos dos productos en una jornada organizada por COAG-Comunidad Valenciana que acogió el salón de actos del grupo Coviñas de Requena.

Según conclusiones de la jornada, hay que buscar “el equilibrio entre la producción de cava y la demanda para evitar el hundimiento de las cotizaciones “.

Cabe recordar que, el Ministerio de Agricultura limitó las plantaciones de viñas para evitar la sobreproducción  de uvas autorizadas para elaborar la bebida espumosa. Sin embargo, en el municipio de Requena, según se puso de manifiesto en la jornada,  los viticultores no están de acuerdo en que la Administración central  no  respetara un centenar de hectáreas de viña comprometidas  en los planes de reestructuración y reconversión de viñedos de la Unión Europea.

La denominación de origen Cava que es una entidad supra autonómica cuenta, en la actualidad, con 37.923 hectáreas de viña, de las cuales unas 4.000 corresponden al término municipal de Requena, el único de la Comunidad Valenciana incluido en la DO Cava.

En el conjunto de la DO Cava se han producido este año unos 332 millones de litros de esta bebida que representan un 17% más que los conseguidos en la temporada anterior.

En el municipio de Requena se han producido 39 millones de kilos de uvas aptas para producir la bebida espumosa, frente a los 30 del año anterior. La superficie de viñedo de la Comunidad Valenciana con respecto al total de la DO Cava es de en torno a un 9%.

La variedad que más destaca en la DO Cava es la Macabeo con 2.231 hectáreas y también es la que predomina en el municipio de Requena. En la Comunidad Valenciana hay 10 bodegas que elaboran vino base cava y otras diez que con este producto producen y embotellan el cava.

En la jornada   sobre el vino y el cava también  se habló de reestructuración de viñedos para el período 2019/2023 que presenta novedades con respecto a la temporada  anterior. En este sentido se comentó que habrá  por parte de la Unión Europea mayor demanda de datos y la posibilidad de establecer penalizaciones por errores e incumplimientos en la tramitación de los expedientes. Por ejemplo, por solicitar las ayudas por los trabajos realizados “fuera de plazo los viticultores serán penalizados con una reducción del 20% de las subvenciones” explicó un técnico de la Administración autonómica valenciana.

Archivo de noticias

FACEBOOK

ÚLTIMOS TWEETS