27 may 2022

LA UNIÓ reclama el apoyo de las Administraciones ante la grave crisis por la que atraviesa el sector cunícola valenciano

27.05.2022.- LA UNIÓ de Llauradors i Ramaders insiste en la necesidad de apoyo por parte de las Administraciones a la grave crisis que está asolando al sector cunícola valenciano desde hace ya varios años, tal y como ha puesto de manifiesto en una reunión esta semana con el Ministerio de Agricultura.

LA UNIÓ destaca que el sector se encuentra con precios por debajo de los costes de producción y la situación se ve agravada por el fuerte aumento del precio del pienso en los últimos meses que está poniendo al límite las granjas de conejos. En este sentido, conviene señalar que sólo por el sobrecoste del pienso, que representa cerca de un 70% de los costes específicos de una granja de conejos, un camión de 3.000 conejos llevado en el matadero cuesta 2.000 euros más que hace dos años y este incremento no se ha visto reflejado en el precio de venta de los ganaderos.

Además, la Lonja de referencia ha introducido la nueva tipificación de producto "conejo destinado a congelar" y ha trasladado el coste de la congelación al ganadero en lugar de traspasarlo a lo largo de la cadena, con la contradicción que supone teniendo en cuenta el contenido de la Ley 12/2013 y modificaciones posteriores de mejora de la de la cadena alimentaria.

Asimismo, insiste en el riesgo de la desaparición de explotaciones en zonas tradicionalmente productoras como la Comunitat Valenciana, restando una actividad económica más al medio rural, si prosperan iniciativas como la que defiende la eliminación de las jaulas que supondría contar con muchos menos conejos y menos rentabilidad sin estar demostrado que vaya a ser una mejora en el bienestar de los animales.

“En cualquier caso, a la eliminación de las jaulas, si no se hace nada, habrá muchas explotaciones que no lleguen y que cierren antes”, señalan desde LA UNIÓ. “Antes de sumar un problema más al sector, conviene solucionar los que ya están, como el pésimo funcionamiento de la Ley de la Cadena Alimentaria”, añaden. Para ello, desde LA UNIÓ se propone que la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) realice más inspecciones de oficio en el sector cunícola, tal y como contempla la ley, de forma que se eviten los abusos de la cadena alimentaria y haga más transparente el mercado.

Asimismo, la organización critica la pésima estructuración de las ayudas al sector a través del Real Decreto de ayudas excepcionales por la guerra en Ucrania, de próxima publicación. Mientras que el incremento de costes en la alimentación es el mismo por animal, y afectaría más a los cunicultores profesionales, ya que dependen en mayor medida de esta actividad para garantizar su sostenibilidad económica, la propuesta del MAPA no ha considerado las observaciones de nuestra organización estatal Unión de Uniones (límites mínimos y máximos para recibir la ayuda, pero un mismo apoyo por animal dentro de esos límites), y contempla un apoyo muy diferente en función del tamaño de la explotación.

Así, el MAPA propone que las explotaciones no profesionales tengan un apoyo muy intenso (una granja no profesional de 50 conejas puede acceder hasta un máximo de 2.580 €, es decir, 51,6 €/coneja; mientras que una granja profesional de 500 o 1.000 conejas tendría acceso a una ayuda máxima de 5,16 o 3,87 €/coneja respectivamente; lo que la organización califica como una “clara injusticia del MAPA sobre los cunicultores profesionales”.

Archivo de noticias

FACEBOOK

ÚLTIMOS TWEETS