10 mar 2021

Chera aspira a convertirse en Capital del Turismo Rural 2021

10.03.2021.- Un total de 25 pueblos de la Comunitat Valenciana han presentado su candidatura para convertirse en la próxima Capital del Turismo Rural, una iniciativa promovida por el portal EscapadaRural.com. Este dato sitúa a la autonomía como tercera con más candidatos en España, por detrás de Andalucía, Aragón y Castilla y León, que tienen 67, 33 y 26 municipios respectivamente.

La localidad de Chera en nuestra comarca y Alpuente, Calles, y Chelva en la comarca de Los Serranos, serán algunas de las poblaciones de la provincia de Valencia que aspiren a convertirse en Capital del Turismo Rural. 

A nivel nacional son 247 pueblos los aspirantes, un 20 por ciento más que las candidaturas presentadas el año pasado cuando 205 pueblos quisieron ser Capital del Turismo Rural 2020. Los viajeros rurales podrán votar entre el 14 de abril al 14 de mayo para elegir el nombre del pueblo ganador, que se hará público oficialmente el 18 de mayo.

La dinámica del concurso establece que sean los empresarios de turismo rural los encargados de presentar las candidaturas.

En total, se han presentado 550 candidaturas de 247 municipios españoles, a través del site habilitado por el portal, con los requisitos de tener menos de 10.000 habitantes, apostar por un turismo rural de calidad y no haber competido en ediciones anteriores del concurso.

Más de la mitad de los almendros de la Comunitat Valenciana ya están afectados por la plaga de la avispilla

10.03.2021.- LA UNIÓ de Llauradors alerta del peligro de la expansión de la plaga de la avispilla del almendro que, según un estudio que han elaborado los servicios técnicos de la organización, afecta a unas 51.000 hectáreas de cultivo, el 55% de la superficie de la Comunitat Valenciana, causando ya hasta la fecha unas pérdidas de alrededor de 4 millones de euros. LA UNIÓ destaca que unos 3,1 millones de euros corresponderían a pérdidas directas en producción y los restantes 900.000 euros al aumento de los gastos fitosanitarios necesarios para minimizar los daños.

Esta plaga, considerada como una de las más importantes que afectan al almendro, está presente ya en todos los países mediterráneos, extendiéndose de este a oeste. En Francia se detectó por primera vez en 1981, mientras que la primera detección en territorio español es de julio de 2010 en Castilla-La Mancha, en la zona de la Manchuela. Desde entonces su expansión ha sido imparable: en 2015 llegó a Aragón, en 2016 a la Comunitat Valenciana, en 2018 en Murcia y en 2019 en Catalunya. En la Comunitat Valenciana la avispilla se detectó por primera vez en las comarcas del Valle de Ayora-Cofrentes y Requena-Utiel, limítrofes con la provincia de Albacete donde se había detectado en 2010. En estos momentos su presencia se sitúa ya en las comarcas alicantinas del Alto Vinalopó, Vinalopó Medio, l'Alacantí, Marina Baixa, l'Alcoià; en la castellonense del Alto Palancia; y en las de Valencia: Hoya de Buñol, Ribera Alta, Vall d’Albaida, y los términos municipales de Moixent y la Font de la Figuera, en la comarca de la Costera.

Castilla-La Mancha es la comunidad más afectada en España con el 40% del total de almendros afectados, seguida de la Comunitat Valenciana con el 26%, Aragón con el 18%, Murcia con el 14% y Catalunya, con el 2%.

Dificultad en detectar el inicio de la plaga

La Eurytoma amigdali es una avispilla de color negro de unos 7-8 mm de longitud. Las larvas son de color blanco al principio y van cambiando a grisáceo. La oruga pasa el verano y el invierno en el interior de la almendra, alimentándose de ella hasta que, tras crisalidar, sale al exterior en condiciones normales entre mediados de marzo y principios de abril.

Los frutos afectados, con la larva en su interior, permanecen en el árbol tras la recolección con un aspecto deshidratado, grisáceo y de menor tamaño que los frutos sanos. Estos síntomas son fácilmente detectables. Es muy importante, con el objetivo de reducir la siguiente generación y aprovechando su fácil detección, retirar, antes del comienzo de la brotación, todas las almendras afectadas y destruirlas, evitando de esa forma que las larvas se transformen en adultos en primavera.

El seguimiento de la plaga, debido a la ausencia de una feromona que permita conocer con exactitud el ciclo biológico, es muy complicado, por lo que, en la actualidad, los estudios se centran en detectar con la mayor precisión posible el comienzo de la emergencia de los primeros adultos.

El cálculo del momento exacto es trascendental ya que el periodo del tratamiento fitosanitario es muy corto y se ha de actuar antes de que las hembras hagan la puesta, ya que la realizan rápidamente después de emerger.

El gran peligro de esta plaga, según remarca el responsable del sector de frutos secos de LA UNIÓ, Ricardo Beltrán, es precisamente la falta de coordinación y el hecho de que no sirve solo con el tratamiento y control de forma individual. “Si mi vecino de parcela tiene los almendros abandonados o no actúa ante la avispilla, de nada sirve mi esfuerzo y las inversiones que haga en tratamientos. Por ello es muy importante eliminar los almendros afectados de los campos abandonados y también de las cunetas de las carreteras”, señala Beltrán.

La UNIÓ reclama a corto plazo, mientras no se logre el control y la minimización de daños, un paquete de ayudas directas a los productores afectados que compensen las pérdidas económicas provocadas por una plaga foránea.

Asimismo también plantea a las distintas Administraciones que coordinen un plan de actuación conjunta que permita el control, la disminución de daños y evite su expansión mediante una serie de actuaciones como el cumplimiento de la Ley 43/2002, de 20 de noviembre, de Sanidad Vegetal que establece la obligación de los particulares de vigilar el estado fitosanitario de sus cultivos, así como la mejora de los protocolos de actuación para el control en las zonas afectadas y un incremento del presupuesto para líneas de investigación de soluciones biotecnológicas.

CSIF avisa que la oficina del SEPE de Requena se queda con menos de la mitad de la plantilla y exige refuerzos urgentes

10.03.2021.- CSIF advierte de la carencia de personal en la oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ubicada en Requena y que tiene un ámbito de actuación comarcal. A partir de mañana estas dependencias estarán atendidas únicamente por dos interinos y por un laboral con jornada reducida. Esta situación se agravará con los retrasos provocados por la caída del sistema informático. El sindicato reclama refuerzos urgentes.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que esta oficina dispone teóricamente de una plantilla de seis personas. No obstante, tiene a dos funcionarias con bajas de duración imprevisible que el Ministerio de Trabajo no ha cubierto. A esto se suma la reducción de jornada de un laboral.

CSIF continúa relatando que el resto de la plantilla en la actualidad está integrada por tres profesionales interinos. Una de ellas es de programa, pero se marcha mañana, y las dos que quedan llevan unos meses contratadas dentro del plan de refuerzo por la pandemia y ante la acumulación de expedientes a tramitar. En la práctica, estas dos últimas interinos son los que van a quedar en los próximos días para atender a cerca de 50 usuarios por jornada.

La central sindical apunta que a esa precariedad de plantilla se suma la caída del sistema por un virus informático. Esto va a provocar que trámites que tendrían que haberse realizado ayer y hoy se acumulen, lo que incrementará la carga de trabajo en oficinas como la de Requena, especialmente debilitada por la escasez de efectivos.

CSIF reclama a la Dirección Provincial del SEPE en Valencia que, con carácter urgente, refuercen las dependencias comarcales de Requena, de manera que cubran las dos bajas y la vacante que quedará. El sindicato hace especial hincapié en que destinen personal con experiencia, ya que dos interinos con contratos en precario de meses están teniendo, a base de esfuerzo y dedicación, que sacar el trabajo adelante por esa falta de refuerzos.

Requena pone en marcha el estacionamiento limitado para vehículos en la vía pública

10.03.2021.- Tras su aprobación en Pleno y su correspondiente exposición pública, entra en vigor el estacionamiento limitado para vehículos en la vía pública. Esta regulación se aplicará a los emplazamientos conocidos como zona azul.

De este modo, los vehículos podrán aparcar de manera gratuita durante un período máximo de 2 horas en una plaza, tras lo cual no podrán volver a utilizar dicha plaza de aparcamiento durante ese mismo día.

Para combinar la gratuidad del servicio con su efectividad, se han  instalado sensores de presencia en las distintas plazas, por lo que los vehículos que aparquen en las mismas deberán respetar sus límites ajustándose a la señalización establecida.

El horario en el que será efectiva esta norma en todas las zonas ORA será el siguiente:

• De lunes a viernes: De 9:00 horas a.m a 14:00 horas p.m. y de 17:00 horas p.m a 20:00 horas p.m.

• Sábados: De 9:00 horas a.m a 14:00 horas p.m.

Los días oficialmente declarados festivos no será de aplicación esta regulación.

En un principio y con el objetivo de asegurar que el máximo número de población conoce la nueva regulación, las personas que incumplan la norma no serán sancionadas económicamente, sino que simplemente se les avisará de su infracción.

Cuando esto cambie y las sanciones económicas comiencen a ser efectivas, será anunciado debidamente a través de la web y redes sociales del Ayuntamiento de Requena.

A partir de ese momento, tanto el estacionamiento efectuado sobrepasando el límite horario de 2 horas como el estacionamiento fuera de los bordes que delimitan las plazas de aparcamiento regulado se considerarían motivo de infracción leve, que conllevaría una sanción económica de 40 euros, con un 50 por ciento de bonificación por pronto pago.

En el caso de imcumplir reiteradamente las normas o sobre pasar en una hora el plazo de aparcamiento establecido, la multa podría ascender hasta los 80 euros, a lo que se le sumaría la retirada del vehículo de la vía pública, con el gasto económico para su recuperación que ello supone, aunque también se le aplicaría el descuento del 50 por ciento por pronto pago mencionado anteriormente.

La ordenanza se puede consultar de manera íntegra en la página web del Consistorio requenense accediendo al apartado de Normativa Municipal y seleccionando posteriormente Ordenanzas Generales, o utilizando el siguiente enlace directo:

https://www.requena.es/sites/default/files/documents/field_collection_item/7638/estacionamiento_limitado_superficie.pdf


AVA-ASAJA cifra en 180 millones las pérdidas de los agricultores valencianos por el primer año del Covid

10.03.2021.- Hoy hace un año de la suspensión de las Fallas y el domingo de la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno debido a la irrupción del Covid-19. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) cifra en más de 180 millones de euros las pérdidas que han acumulado los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana durante este primer año de la pandemia. El cierre o las restricciones reincidentes del canal Horeca –principalmente establecimientos de la restauración y el turismo–, la cancelación de los mercados ambulantes de proximidad, la ralentización de las exportaciones y los sobrecostes en prevención o carga burocrática han supuesto un mazazo para la mayoría de los cultivos y ganaderías valencianas.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, subraya que “la pandemia recordó a la sociedad el papel esencial que cumple la agricultura a la hora de suministrar alimentos en suficiente cantidad y máxima calidad, pero la clase política no ha estado a la altura y su falso reconocimiento ni se ha traducido en precios justos ni en medidas de apoyo que alivien las pérdidas sufridas. De hecho, las ayudas destinadas por las distintas administraciones han sido claramente insuficientes e, incluso en casos como los ganaderos de ‘bous al carrer’, discriminatorias por sectarismo ideológico”.

Las producciones agrícolas más perjudicadas han sido el vino, las frutas de hueso, el caqui, el aceite, la almendra, la cebolla, la patata y algunas hortalizas. Cabe destacar la crisis sin precedentes del sector vitivinícola, donde las cotizaciones en origen se han hundido un 30% y hay productores que no han percibido ningún ingreso por la venta de sus uvas en estos doce meses. Por ello, AVA-ASAJA reclama la puesta en marcha de medidas extraordinarias tanto para revitalizar el mercado del vino –destilación de crisis y vendimia en verde fundamentalmente– como para garantizar la supervivencia financiera de las explotaciones a corto y medio plazo.

El sector de flores y plantas ornamentales se vio tremendamente golpeado por la pandemia justo en los meses primaverales que concentran el 75% de la facturación anual. Algunos viveros destruyeron toneladas de flores y plantas ante la imposibilidad legal de venderlas en la gran distribución pese a las demandas lanzadas desde AVA-ASAJA y la entidad asociada ASFPLANT.

En cuanto a la ganadería, los cierres continuados de la restauración han disminuido de manera drástica la demanda de carne y leche de los sectores ovino, caprino y vacuno, lo que ha presionado los precios a la baja. La supresión de los festejos de ‘bous al carrer’ y la negativa del Consell a destinar ayudas a estos ganaderos ha forzado al sacrificio de más de 3.000 reses bravas. Los apicultores también han padecido una rentabilidad ruinosa a causa de los bajos precios en el mercado internacional y de la mortandad de abejas.

Aguado lamenta que “tanto el Gobierno como la Generalitat Valenciana no hayan estado al lado del sector agrario sino, al contrario, hayan eludido sus responsabilidades a la hora de favorecer la puesta en marcha de medidas adicionales para la prevención y control del Covid-19 en las diferentes campañas agrícolas y hayan decidido cargar con sobrecostes económicos y más burocracia a los productores. La agricultura valenciana ha mantenido un comportamiento ejemplar para evitar contagios, ha colaborado de manera voluntaria con las labores de desinfección de las calles, ha llevado a cabo iniciativas solidarias con los más necesitados y, sobre todo, ha logrado que a pesar de los pesares no faltasen alimentos en la despensa de los ciudadanos. Eso merece un aplauso, pero los aplausos sirven de poco cuando está en juego la pervivencia de nuestras explotaciones. Además del aplauso, serían preferibles precios justos y ahí la clase política está fallando”.

Archivo de noticias

FACEBOOK

ÚLTIMOS TWEETS