10 jul. 2020

El PP de Requena lamenta que su moción para que se cubran las bajas y permisos del personal sanitario no haya sido aprobada por unanimidad

10.07.2020.- La moción se aprobó con el voto a favor de todos los partidos políticos, excepto Podemos, que se abstuvo alegando que la moción no reflejaba la situación del hospital hace cinco años.

En algo tan básico y necesario como es que el Ayuntamiento de Requena inste a la Conselleria de Sanitat y Salud Pública a realizar las inversiones y trámites necesarios para que el Hospital de Requena esté integrado por el personal sanitario suficiente al objeto de cubrir la demanda sanitaria de nuestros ciudadanos en cualquier época del año, o que el Ayuntamiento de Requena inste a la Conselleria para que se cubran las bajas y permisos de la totalidad de los profesionales, especialmente en las áreas más vulnerables y se evite así el tener que recurrir nuestros pacientes a ser ser atendidos en el Hospital General de Valencia o por teléfono ante la falta de especialistas en nuestro centro sanitario. Incluso que el Ayuntamiento de Requena inste a Conselleria a realizar las inversiones y trámites necesarios para que los procesos de tratamiento oncológico puedan realizarse en el Hospital General de Requena a la mayor brevedad e inmediatez.

Actualmente, en nuestra demarcación sanitaria lamentablemente existe un problema de falta de profesionales que está mermando la calidad del servicio que reciben nuestros ciudadanos.

Esta situación no viene provocada por el Covid-19 y el consiguiente estado de alarma, donde una vez más el personal sanitario ha dado más del 200 por cien de sus capacidades sino que, este escenario viene produciéndose desde hace meses, incluso años, agravándose con el paso del tiempo, especialmente en épocas estivales. A día de hoy, el Hospital de Requena cuenta con un solo oncólogo, un único cardiólogo y un digestólogo, carencias que soporta el área de salud de Requena, la cual presta servicio a más de 58.000 habitantes.

La principal repercusión que este fenómeno tiene en la población se traduce en una falta de acceso a los servicios de salud esenciales, en particular en las esferas que siguen: prevención, información, distribución de fármacos, atención de urgencia, intervenciones de atención clínica y que salvan vidas.

Asimismo, los trabajadores sanitarios padecen una enorme carga de trabajo y estrés, lo que a su vez puede traer consigo falta de motivación, agotamiento, absentismo, crisis nerviosas y enfermedades, o hacer que los trabajadores emigren u opten por trabajar en otros campos ajenos al sanitario.

Si bien todas las áreas son de vital importancia, cabe poner especial atención a las dificultades que atraviesan los pacientes oncológicos, donde se une la dificultad de someterse durante meses a un tratamiento con tener que recibir el mismo fuera de nuestro Hospital, viéndose obligados a trasladarse a Valencia, lo que supone viajes interminables de ida y vuelta de cientos de kilómetros que han de llevar a cabo semanal, quincenal y mensualmente en el mejor de los casos.

El Hospital General de Requena depende en su mayor parte de los servicios oncológicos del Hospital General de Valencia. La gran mayoría de los tratamientos se dan actualmente en la capital. Según cifras del consorcio hospitalario, durante 2017 el centro de Requena derivó a Valencia para su tratamiento oncológico a 452 pacientes, casi medio millar de personas obligadas a realizar idas y venidas desde Requena y Utiel, pero también desde Cofrentes o Ayora, a 130 kilómetros de Valencia. Estás cifran se han visto incrementadas con el paso de los años, pues es cáncer según datos ofrecidos por la OMS es una de las primeras causas de muerte a nivel mundial; en 2012 se le atribuyeron 8,2 millones de muertes.  Es más, en España según un informe anual editado por la Sociedad Española de Oncología el número de nuevos casos de cáncer diagnosticados en España en el año 2020 alcanzará los 277.394.

Mucho se ha hablado de cuándo sería posible, pero lo cierto es que no hay fecha concreta para que los pacientes oncológicos de nuestra demarcación puedan recibir la medicación sin tener que desplazarse a Valencia.

La realidad se vuelve mucho más cruel cuando los médicos por diferentes cuestiones y en ejercicio de sus derechos como es el disfrute de las merecidas vacaciones, no pueden prestar servicio en su centro sanitario. La semana pasada la información que recibían los pacientes que ya tenían cita para la próxima consulta era un “desconocemos si otro especialista cubrirá el puesto, o bien se verán obligados a trasladarlos a Valencia para ser atendidos o simplemente se les atenderá telefónicamente”. Es decir, que a día de hoy no se sabe si esta temporada estival, quien, como y donde el paciente será atendido, situación que se suma  a la infinidad de obstáculos con los que debe enfrentarse a lo largo de su enfermedad.

La Conselleria de Sanidad lleva años diciendo que tiene intención de implementar al 100 % una atención oncológica en red y descentralizar servicios. En el área de salud de Requena, de la que dependen 58.000 habitantes por el momento no ha llegado, por lo tanto consideramos que se deben de aunar esfuerzos para que sea una realidad a la mayor brevedad de tiempo posible, por el bienestar de los sanitarios, así como de quienes padecen la enfermedad y por el de sus familiares.

Por algo tan importante para todos los requenenses y personas de otros puntos de nuestra demarcación que utilizan nuestro hospital, al Partido Popular le parece inadmisible esa abstención tan mal fundamentada, en la que es más importante lo que sucediera hace cinco años, que la realidad que tienen que vivir hoy en día los pacientes de nuestro hospital, sus familiares, y su personal sanitario.

Archivo de noticias

FACEBOOK

ÚLTIMOS TWEETS