6 may. 2020

La UNIÓ considera ridícula la ayuda del Ministerio de Agricultura para el sector del ovino-caprino por el COVID 19

06.05.2020.- La UNIÓ de Llauradors i Ramaders señala que la ayuda que ha comunicado y publicado hoy en el BOE el Ministerio de Agricultura para el sector del ovino-caprino, por los efectos causados por el COVID 19, es totalmente ridícula y no va a suponer prácticamente nada para todas las pérdidas que se están dando en el sector y que pasan de los 4,5 millones de euros en la Comunitat Valenciana.

Esta organización, quien ya enviara al MAPA alegaciones a los distintos borradores de estas ayudas para mejorarlas, considera que el presupuesto se queda muy corto para un sector esencial que no ha dejado de trabajar y que ha visto mermadas considerablemente sus ventas en los mercados por el cierre del canal HORECA.

El presupuesto con el que cuenta el Ministerio es de 10 millones de euros y, según la normativa, los animales elegibles, sin aplicar los criterios de beneficiarios que no llegan al mínimo de 50 hembras reproductoras en ovino y 30 en caprino, y sin aplicar el límite máximo, serían alrededor de los 2.875.232. Esto daría lugar a un importe de 3,48 € por animal, que supondría 348€/ beneficiario en el máximo subvencionable de explotación de 100 animales. Sólo en la Comunitat Valenciana ya calcula La UNIÓ que las pérdidas para este sector pasan de los 4,5 millones de euros.

En este sentido, La UNIÓ alegó también a favor de un sistema de cabezas elegibles que permitiera el pago a un número mayor de animales por explotación, para favorecer sobre todo a los ganaderos profesionales que viven fundamentalmente de esta actividad.

Con estas cifras, La UNIÓ calcula una ayuda en torno a los 500 euros por beneficiario, un importe que cree demasiado bajo para compensar en parte las pérdidas ocasionadas por el cierre de los Hoteles, Restaurantes y Cafeterías (canal HORECA).

“¿Qué hacemos con 400 ó 500 euros que nos quedaría por explotación?” – se preguntan desde La UNIÓ – “Claro que es mejor que nada, pero es un importe a todas luces insuficiente para que no se cierren explotaciones en esta crisis”. La organización recuerda que este sector genera una producción anual de alrededor de 2.000 millones de euros en toda España, teniendo en cuenta la aportación tanto de carne como de leche del ovino y caprino.

 “Al final, con las alegaciones conseguimos que esta ayuda no fuera a los intermediarios, que era lo que podía suceder con el primer borrador” opinan desde la organización “pero harían falta más recursos para que suponga una mínima solución”. Por eso La UNIÓ reclama también de la Generalitat que participe en la medida complementando la financiación del Ministerio.

Según cálculos de la organización, el presupuesto mínimo que tenía que haber puesto el Ministerio para quedar una ayuda entre 10 y 12 euros por oveja tendría que haber sido de 50 millones de euros.

Por otro lado, en relación a la medida de almacenamiento privado de ovino y caprino, La UNIÓ reclama también que se puedan retirar del mercado no sólo canales y medias canales, sino piezas de las mismas, ya que es un modo habitual de despiece para congelar de ciertas cooperativas en las principales zonas productoras. Asimismo, pide evitar que de las ayudas al almacenamiento “se acaben beneficiando las producciones de fuera que están contribuyendo a hundir nuestros mercados, como ya ha pasado con medidas similares en otros sectores”.

Archivo de noticias

FACEBOOK

ÚLTIMOS TWEETS