15 abr. 2020

CSIF denuncia por prevaricación a la administración sanitaria

15.04.2020.- El sindicato CSIF ha anunciado la presentación de una denuncia por prevaricación en el Juzgado de Instrucción número 4 de Valencia contra la administración sanitaria valenciana "por inactividad" y "no proteger a sus trabajadores" durante la crisis del coronavirus, una decisión de la que asegura que ya ha ido advirtiendo desde el pasado mes de enero. 

La denuncia interpuesta por el CSIF va dirigida "contra todas aquellas personas que por su condición de autoridades y responsables de Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública de la Generalitat y de cualquier otra instancia pudieran resultar criminalmente responsables".

La central sindical detalla en la denuncia que el 31 de enero CSIF presentó un escrito dirigido a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en el que le requería "a informar al personal que presta servicios en instituciones sanitarias sobre los pasos a seguir y el protocolo que esté elaborando ante la propagación del coronavirus, así como a suministrar los equipos de protección individual (EPI) que correspondan para garantizar la seguridad de los empleados públicos".

El CSIF señala en su escrito que “ante la inactividad de la Conselleria de Sanitat, el sindicato presentó un nuevo escrito a la Comisión Sectorial de Seguridad y Salud laboral de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, el día 27 de febrero de 2020, antes de la celebración de la reunión de esa comisión. En este documento se reitera lo expuesto en el 31 de enero de 2020 y se deja constancia, además, de algunos centros concretos en los que faltan medidas de protección o éstas son insuficientes. En la misma línea se presentó escrito a la Comisión Sectorial de Seguridad y Salud laboral, en fecha 5 de marzo de 2020”.

La central sindical recalca que "a pesar de las recomendaciones de la OMS, de la declaración de emergencia sanitaria internacional, de las recomendaciones del Ministerio de Sanidad al respecto, y de los escritos presentados por CSIF, Conselleria de Sanitat incurrió en una evidente inactividad" e insisten que "se constata de manera evidente y se pone de manifiesto con la falta absoluta o la ineficacia de los medios de protección puestos por dicha Conselleria a disposición del personal que presta servicios en instituciones sanitarias".

El sindicato recuerda en la denuncia que "la obligación legal de proteger a los trabajadores por parte de la empresa, o en este caso administración empleadora, implica también la obligación de dotarles de los medios preventivos necesarios para que realicen su trabajo en las mínimas condiciones de seguridad".

El CSIF hace hincapié en que esa falta de medios es "pública y notoria, y ha dado lugar a un elevado número de contagios entre profesionales sanitarios e incluso al fallecimiento de varios de ellos". Además, apunta que el personal infectado "representa más del 15% del total de casos de contagios en la Comunidad Valenciana".

El sindicato recalca que en esta crisis sanitaria “la administración denunciada no ha hecho entrega de EPIs ni del resto de material como mascarillas FFP2 y FFP3, gafas de protección, calzas específicas y contenedores grandes de residuos, que permita trabajar a sus empleados en condiciones de protección
de su derecho a la salud e integridad física, a fin de evitar ser contagiados por los pacientes o aumentar el riesgo que los mismos sufren y evitar la propagación de la enfermedad”

La Central Sindical reprocha que esa inacción de Conselleria “podría ser constitutiva de un delito de prevaricación por omisión tipificado en el artículo 404 del Código Penal, de un delito continuado contra los derechos de los trabajadores previsto y penado en los artículos 316, 317 y 318 del Código Penal, así como de tantos delitos de lesiones y homicidios imprudentes como trabajadores hayan resultado contagiados o fallecidos por el virus COVID-19, como consecuencia de la inacción y falta de previsión de la administración sanitaria autonómica”.

El sindicato recuerda el drama que han supuesto “la inactividad e imprevisión de la Conselleria de Sanitat, desatendiendo las instrucciones de la OMS y del propio Ministerio de Sanidad, al no haber facilitado a sus trabajadores los medios de protección necesarios para la seguridad. Ha llegado hasta el punto de ocasionar entre sus profesionales un elevadísimo porcentaje de afectados por la infección, que ha sido causa de graves lesiones y del fallecimiento en algunos casos”.

Archivo de noticias

FACEBOOK

ÚLTIMOS TWEETS