22 dic. 2019

La falta de mano de obra complica la poda de las vides


22.12.2019.- Luis IbáñezTitulares de explotaciones vitícolas de la comarca Requena-Utiel, se quejan una vez más, de la escasez de personal que hay para realizar la poda de las vides iniciada hace pocas semanas.  Sobre esta cuestión, Luis Javier Navarro, representante de la Unió de Llauradors manifestó que uno de los problemas de la falta de podadores es que los trabajadores que perciben una prestación “no renuncian a ella por un contrato de trabajo temporal, ante la incertidumbre que tienen sobre si la pueden recuperar cuando finalice el contrato”.

Otro problema “es la falta de cualificación que tiene el escaso personal disponible para la poda del viñedo” afirmó Navarro. “Por este motivo -agregó- son muy necesarios los cursos de formación para aumentar la profesionalidad de los trabajadores”.

La poda de las vides “es la actividad vitícola que mayor número de jornadas de trabajo genera y la que mayor cualificación requiere” según los viticultores.

La Guardia Civil comienza a prestar servicio en la central nuclear de Cofrentes


22.12.2019.- La central nuclear de Cofrentes ya cuenta en sus instalaciones con la presencia permanente de agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Unidad de Respuesta.

El despliegue de estas unidades en las centrales nucleares españolas se enmarca en las medidas adoptadas con la aplicación de la Ley 8/2011 de Protección de Infraestructuras Críticas. El contingente de agentes que se incorpora a la central nuclear de Cofrentes lo hace en virtud de lo estipulado en el Real Decreto 1086/2015 sobre Protección física de las instalaciones y los materiales nucleares, y de las fuentes radiactivas, incrementando con ello capacidad de respuesta ante potenciales amenazas que afecten a la seguridad física de la instalación.

La Unidad de Respuesta de la Guardia Civil se ubicará permanentemente dentro del propio emplazamiento, para lo que se ha construido específicamente un edificio dotado de las infraestructuras necesarias, que permita albergar al personal.

Para ello los responsables de la Guardia Civil han trabajado conjuntamente con los responsables de Seguridad Física de Iberdrola, al objeto de coordinar todos los protocolos de actuación y de dotación de medios. Tanto la inversión inicial como los costes de mantenimiento del despliegue son sufragados por Iberdrola de acuerdo a la Ley General Tributaria 58/2003.

La central nuclear de Cofrentes se suma así a las centrales de Trillo (Guadalajara); Almaraz (Cáceres) y Ascó – Vandellós (Tarragona), donde la Unidad de Respueta ya presta este tipo de servicio que refuerza la seguridad física de la instalación, sumándose a las capacidades ya existentes, con lo que se eleva considerablemente la eficacia de los sistemas de protección física de la central nuclear de Cofrentes y garantiza en su conjunto, la operación segura y fiable de la central.

Archivo de noticias

FACEBOOK

ÚLTIMOS TWEETS