1 feb. 2018

Cinco detenidos por cultivar 12.000 plantas de marihuana en Chiva

01.02.2018.- La Guardia Civil, en el marco de la Operación “GREENBOARD”, desarrollada en la provincia de Valencia, ha desmantelado una organización criminal y detenido a sus 5 integrantes todos varones de nacionalidad china y  de edades comprendidas entre los 28 y 53 años, a los que se les imputan en distinto grado de implicación los delitos de organización criminal, contra la salud pública por cultivo, elaboración y tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y de agua,

En los registros llevados a cabo en la localidad de Chiva,  han sido intervenidas 11.863 plantas de marihuana, cuyo peso ronda los 1200 kilogramos, y han sido aprehendidos 25 kilos de marihuana seca envasada en paquetes al vacío y dispuestos para su envío, distribución y consumo.

Los agentes de la Guardia Civil encontraron un sofisticado sistema para la producción de marihuana compuesto por generadores de electricidad, climatizadores, extractores de aire, filtros, lámparas de alta potencia, ventiladores, transformadores, productos específicos para el cultivo, sistemas de alarma, estaciones meteorológicas y una gran cantidad de herramientas y material que conformaba la infraestructura que hacía posible  que los cultivos de marihuana de las naves mantuvieran unas condiciones de humedad y temperatura óptimas para el cultivo intensivo en interior de esta droga, con un elevado poder de producción.

Esta operación supone la mayor incautación de marihuana en la provincia de Valencia. El total de los efectos interven

Utilizaban velas para evitar ser detectados
Para evitar ser descubiertos, los detenidos durante sus desplazamientos por el interior de la nave, permanecían continuamente con las ventanas y puertas cerradas, las luces apagadas,  guiándose en la oscuridad por toda la nave con varias velas encendidas y sin hacer ningún tipo de ruido que pudiera delatar su presencia desde el exterior,

Se ha detenido al ciudadano chino que lideraba la organización desarticulada. Esta persona controlaba la producción de las plantaciones, coordinaba las funciones de cada miembro de la banda, siendo el único individuo que hablaba y entendía el castellano de todos los detenidos,  regentando una de las naves industriales registradas.

Defraudación de fluido eléctrico y de agua
Los miembros de la organización estaban defraudando el fluido eléctrico ya que habían manipulado los sistemas  eléctricos para no tener que hacer frente al alto coste de las facturas.
La corriente eléctrica era suministrada a las propiedades de forma ilícita, realizando los enganches mediante manipulaciones de anulación de los contadores, lo defraudado podría ascender a los 80.000 €.idos tendría una valoración económica de más de 7 millones de euros.

La operación ha sido desarrollada por la Guardia Civil de Chiva y los detenidos han pasado a disposición del Juzgado nº 2 de Requena

El cava valenciano supera la barrera de los ocho millones de botellas

01.02.2018.- Los productores de cava de la Comunitat Valenciana (ocho bodegas agrupadas en la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena -Coviñas, Chozas Carrascal, Dominio de la Vega, Hispano+Suizas, Pago de Tharsys, Torre Oria, Unión Vinícola del Este y Vegalfaro-) han saldado el ejercicio 2017 con un importante aumento de las ventas, que superan los ocho millones de unidades comercializadas.

El presidente del colectivo, Emilio Expósito, ha reconocido que “aunque ya manejábamos unas previsiones al alza, el último tramo del año ha repuntado positivamente y todas las bodegas que formamos parte de la asociación hemos saldado la campaña con crecimientos porcentuales de dos cifras”. Para Expósito, el crecimiento es consecuencia “de todo el trabajo que hemos desarrollado desde la asociación, tanto a nivel colectivo como de manera individual cada una de las ocho bodegas. Nuestros cavas tienen una calidad excepcional y, en líneas generales, una excelente relación calidad-precio, lo que nos hace ser una buena alternativa en el mercado”.

Aunque la cifra de botellas de cava valenciano vendidas es una estimación (el Consejo Regulador del Cava no ofrece datos de comercialización por zonas, sólo de manera global), hablar de ocho millones “es una realidad tangible que se alcanza simplemente sumando las ventas de las ocho bodegas que formamos la asociación”, asegura Emilio.

Durante los últimos cinco años las ventas de cava elaborado en Requena no han dejado de crecer a un ritmo imparable. Así, mientras que en la primera década del siglo XXI las cifras giraban en torno a los dos millones y medio de botellas, ya en 2015 se consiguió duplicar una cantidad que al cierre de 2017 rebasa los ocho millones.

Aunque entre los consumidores sigue existiendo la creencia de que los asuntos políticos han beneficiado la comercialización de cava valenciano, Expósito señala que “el efecto ‘boicot’ tuvo un peso importante hace una década con aquellas declaraciones de Carod Rovira, pero entonces quienes probaron nuestro producto se han mantenido fieles a nuestras marcas por lo que no creo que este aumento en las ventas de ahora sea consecuencia de otros aspectos que no sean los propios de la calidad de nuestros cavas y el trabajo de comunicación, marketing y distribución que hemos desarrollado en los últimos años”.

Las acciones organizadas por la Asociación de Elaboradores de Cava de Requena en Madrid el pasado 2017 sumadas a las campañas de comunicación y el éxito de eventos como la Feria del Cava Valenciano del Mercado de Colón de València han sido también determinantes para posicionar al cava valenciano como la gran alternativa a los espumosos de calidad que se elaboran en cualquier rincón del mundo. Además, la mayoría de bodegas de la Asociación han experimentado un importante crecimiento en lo referente a ventas por internet, lo que abre una nueva vía de negocio cada vez más a tener en cuenta.

Respecto a las previsiones para el presente 2018, Expósito advierte que “todavía es pronto para hablar de lo que esperamos este año, pero nosotros vamos a seguir trabajando en la misma dirección, poniendo en el mercado el mejor cava posible y haciendo todo lo necesario para fidelizar a los consumidores”.

La reforma de la PAC ha dejado sin ayudas del pago directo a la tercera parte de los beneficiarios valencianos

01.02.2018.- La reforma de la Política Agraria Común (PAC), aprobada para el período comprendido entre los años 2014 y 2020, está resultando sumamente negativa para los intereses de los agricultores valencianos si se observa la evolución a la baja que ha experimentado el número de beneficiarios de las ayudas del llamado pago directo (antes pago único) desde la entrada en vigor de la mencionada modificación legislativa. Así, durante los últimos tres años la tercera parte de los potenciales receptores en la Comunitat Valenciana de este tipo de subvenciones se ha visto paulatinamente excluida de las mismas, tal como se desprende de los datos oficiales al respecto.

La Conselleria de Agricultura acaba de publicar la orden de convocatoria de ayudas por el pago único para este año y en sus previsiones fija la cifra de posibles solicitantes en unos 60.000, cuando en 2014 -según los cálculos del Ministerio sobre la aplicación del régimen de pago único correspondientes a ese mismo año- el número total de beneficiarios valencianos ascendía a un total de 91.296, de manera que uno de cada tres agricultores valencianos, de entre los que en el primer momento de la reforma de la PAC tenían posibilidades de acceder a esta ayuda, se ha quedado sin poder percibirla.

El motivo que explica lo sucedido se encuentra en el hecho de que la ya aludida modificación de la PAC introdujo nuevos criterios de reparto en el pago único. Concretamente estableció, basándose en la superficie de cultivo de los solicitantes, una cantidad mínima en la cuantía de la ayuda para poder acceder a la misma y que fue pasando de manera gradual y durante los últimos tres años de 100, a 200 y 300 euros fijados como límite definitivo en 2017. Dicho de otro modo, que ya no pueden tramitarse ayudas de pago único por un valor inferior a los 300 euros, lo cual supone que unos 30.000 posibles beneficiarios valencianos se han ido quedando definitivamente marginados de este tipo de apoyo público.

El presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), Cristóbal Aguado, considera que "se trata de una muestra más de que la PAC no responde en absoluto a las necesidades de la agricultura mediterránea. Está pensada para otra clase de cultivos y en este sentido hay que subrayar que, incluso antes de esta pérdida de beneficiarios, el pago directo no incluía ni a los frutales ni a las hortalizas y dejaba fuera a la mayor parte del viñedo. Tal como está concebida la PAC, el 50,4% de la superficie agraria de la Comunitat Valenciana, es decir, algo más de 334.000 hectáreas no percibe ningún tipo de ayuda directa procedente de Bruselas".

Además, el máximo responsable de esta organización agraria advierte que "en la nueva reforma que ha comenzado a plantearse se mantiene la marginación de los cultivos mediterráneos y sigue sin hablarse de las medidas de mercado que reclamamos. Ante esta perspectiva que nadie se extrañe si entre los agricultores valencianos sigue creciendo el euroescepticismo".

Archivo de noticias

FACEBOOK

ÚLTIMOS TWEETS