23 oct. 2018

Berasaluce: “De no ser por la Ley, el PSOE abocaría al ayuntamiento de Requena a un agujero económico al incumplir de nuevo la regla de gasto”

23.10.2018.- El portavoz del PP en el ayuntamiento de Requena, Javier Berasaluce, ha denunciado que el PSOE “de no ser por la ley, abocaría al consistorio a un agujero económico al incumplir por segundo año consecutivo la regla de gasto”.

Javier Berasaluce se ha referido así a la cuenta general de 2017 presentada por el equipo de gobierno municipal que dirige Mario Sánchez. “Una vez más, la gestión socialista lleva al Ayuntamiento al incumplimiento de las leyes y a gastar más de lo que se ingresa. Todos sabemos las consecuencias de estas políticas durante varios ejercicios como ya ocurrió en el pasado, y el agujero económico del que tanto nos está costando salir”, ha señalado.

“En conclusión –ha continuado-, cuando la gestión no es buena, la ley tiene mecanismos que obligan a tomar los acuerdos necesarios para corregir la situación y esto es lo que le ha ocurrido al gobierno socialista, que ha visto como el pleno del ayuntamiento ha tenido que aprobar los acuerdos que la ley marca para evitar que su incapacidad para gestionar perjudique a los ciudadanos”.

Así, ha recordado que en el pleno del pasado 11 de octubre se aprobó, por segundo año consecutivo, la amortización anticipada de deuda con los bancos a cargo del superávit del ejercicio 2017. “Hay que aclarar que aunque llevamos varios años liquidando presupuestos con superávit -desde la época del PP a raíz del Plan de Ajuste elaborado entonces y que permitió al Ayuntamiento acogerse al plan de pago a proveedores de 7,5 M€ +2,5M€ de intereses- la deuda del consistorio sigue siendo muy importante. Tan importante que la ley nos obliga, precisamente, a amortizar anticipadamente la deuda con los bancos”.

“Esto es así porque lo que se sigue debiendo por el plan de pago a proveedores (4,3M€) es superior al remanente de tesorería de 2017 (3,1 M€) al igual que el año pasado, por lo que las cuentas no son tan buenas como desde el gobierno socialista de Mario Sánchez nos pretenden vender”, ha añadido.

Javier Berasaluce ha precisado que “si las cuentas estuvieran bien, ese dinero del superávit se podría gastar en Inversiones, las conocidas como inversiones financieramente sostenibles (IFS), que servirían para mejorar los servicios municipales que se prestan a la ciudadanía”.

En este sentido, ha reseñado que otras administraciones bien saneadas, como la Diputación de Valencia, sí que destina los superávits a repartirlos entre los municipios de la provincia. De hecho en 2018 han llegado a Requena más de 443.000€ por este concepto, mientras que en 2017 fueron 323.070,45€.

A juicio del portavoz popular, el alcalde y su equipo de gobierno “no están contando la verdad a los requenenses”. De hecho, el PP ya expresó tras su voto en contra a la aprobación de la cuenta general de 2017 presentada en septiembre de este año al pleno, fuera del plazo legal que marca la ley, que Mario Sánchez y su equipo estaban ocultando la realidad a los ciudadanos de Requena.

En concreto:

  • se vuelve a gastar más que se ingresa, así lo dice el resultado presupuestario, sin ajustar, de la liquidación de 2017.
  • no se incluye en los contingentes pasivos la deuda real del Ayuntamiento.
  • hay cerca de 8M€ de derechos reconocidos que al Ayuntamiento no consigue cobrar y que no se hace nada por intentarlo.
  • no se cumple con la regla de gasto por segunda vez, como ya ocurrió en 2015.
  • debido al incumplimiento de la regla de gasto la ley obliga a presentar un plan económico financiero (art. 21 Ley Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera) que no se cumple.
  • la ley también ha obligado a tomar, por pleno, un acuerdo de no disponibilidad de crédito por el importe del incumplimiento (187.065€).
  • la GVA debe cerca de 1M€ al Ayuntamiento de Requena, dinero que no se está reivindicando al gobierno del Titanic.
  • al Ayto sigue gastando dinero en actuaciones que debería pagar la GVA, como el asfaltado de patios de los colegios Lucio, Serrano y Alfonso, Gimnasio de Higuerillas, Centro de Día, mucho dinero que sale del bolsillo de los requenenses y que deberían pagar las diferentes consellerias desde Valencia.
  • todo esto conlleva, como decíamos antes, que no se puede destinar el superávit anual a IFS y si a amortizar deuda.

Archivo de noticias

FACEBOOK

ÚLTIMOS TWEETS