24 may. 2017

Los agricultores empiezan a destruir las cosechas de cebollas y patatas ante el hundimiento de precios

24.05.2017.- Los precios que se están ofreciendo a los agricultores de la huerta valenciana por sus cosechas de cebolla y patata han experimentado tal hundimiento generalizado que no sirven ni siquiera para cubrir los gastos de recogida o transporte. Así las cosas, algunos productores ya han tomado la desesperada decisión de rotovatar sus campos, es decir, de destruir las producciones con sus propios tractores, para no perder todavía más dinero en una campaña de auténtica ruina.

En el caso de la cebolla, aunque las cotizaciones en origen empezaron rondando los 0,20 euros por kilo –una cifra que permitía al menos recuperar la inversión realizada para la preparación del terreno, la siembra y el cuidado de las plantas– la tendencia ha ido descendiendo hasta los actuales e irrisorios 0,07 €/kg, según los testimonios recogidos entre los horticultores de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA). El principal motivo que hay detrás de la parálisis del mercado y la escasa demanda de cebolla local es la entrada de importaciones masivas procedentes de lugares tan remotos como Perú, Chile, Egipto, Chipre o Israel, puesto que las grandes distribuidoras europeas utilizan esta abundante oferta como pretexto para empujar los precios a la baja.

La coyuntura comercial de la patata no resulta más favorable. Las importaciones, esta vez de origen francés, han inundado los lineales de los supermercados hasta tal punto que no dejan apenas hueco para la producción valenciana. Este hecho cuenta con el agravante añadido de que la patata francesa ha estado almacenada en cámaras de refrigeración durante los meses de invierno y, por tanto, cuenta con unos parámetros de calidad y frescura mucho peor que la patata nueva autóctona.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, denuncia que “la falta de transparencia en los mercados, la connivencia con los abusos de la gran distribución y la ausencia de medidas eficaces como el establecimiento de un seguro de rentas están conduciendo a los agricultores valencianos a tirar la toalla. La situación ha llegado a tal extremo que los productores se están viendo obligados a destruir sus cosechas que, además y paradójicamente, son mejores que las que están a la venta en los supermercados. O los políticos, desde la conselleria de Agricultura hasta el Gobierno central y la Comisión Europea, se ponen al lado de los agricultores y empiezan a trabajar en serio o las cifras de abandono de tierras de cultivo no dejarán de aumentar en la huerta valenciana”.

Aguado recuerda que recientemente se ha aprobado un Plan para la protección de la Huerta y señala que, al mismo tiempo, “se estén produciendo situaciones tan lamentables como las que viven estos días los agricultores dedicados a dos cultivos tan característicos de la zona como la cebolla y la patata. La clase política y los legisladores tienen que comprender de una vez que sin agricultores no hay huerta, y a este paso no va a quedar ninguno”.

Las actuaciones en terrenos forestales dañados por los temporales de invierno en nuestra comarca comienzan la semana próxima

24.05.2017.- Valenciana de Aprovechamiento Energético de Residuos, S.A. (Vaersa) comenzará la próxima semana las actuaciones para mitigar las consecuencias de los temporales de diciembre de 2016 y enero de 2017 en los terrenos forestales gestionados por la Generalitat Valenciana, en cumplimiento de la encomienda firmada por vía de urgencia por la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián. La empresa pública ya ha comenzado los preparativos de las actuaciones siguiendo las instrucciones de la dirección facultativa de la Conselleria.

Tal y como ya avanzó la consellera, en la presentación de la campaña #StopAlFoc con el president Ximo Puig, la Comisión Interdepartamental para el Seguimiento y la Coordinación de la Postemergencia de la Generalitat acordó dotar, con cargo al fondo de Contingencia 2017, un total de 4.236.088 euros para la reparación de infraestructuras forestales (pistas forestales y depósitos de agua para incendios) y 1.756.398 euros para actuaciones en el arbolado.

Los equipos de trabajo de Vaersa empezarán a trabajar primero en infraestructuras forestales de titularidad pública, concretamente el lunes próximo. Las actuaciones en arbolado se prevén para la semana siguiente sobre las aproximadamente 3.115 hectáreas de superficie forestal pública dañadas por los temporales.

Para la provincia de Valencia, la más afectada, se destinarán 2.844.802,33 euros + IVA (1.976 hectáreas). La estimación del coste se hizo a partir de las memorias de daños y superficies afectadas presentadas a la comisión por las direcciones generales de Medio Natural y de Prevención de Incendios.

El comportamiento climático excepcional que afectó a la Comunitat Valenciana ha provocado el derribo, decopado o daños parciales en el arbolado. Se han producido daños en pistas forestales y depósitos de agua destinados a la extinción de incendios. Los daños más constatados han sido en pistas forestales: desprendimientos aislados de rocas, grandes desprendimientos de tierras, regueros en las pistas que impiden el tránsito, colmatación de arquetas de pasos de agua, caídas de arbolado, etc. La Conselleria ha trasladado la urgencia de la restitución del tránsito seguro por las pistas tanto para garantizar el trabajo de los medios de vigilancia como para asegurar el paso de los medios de extinción en el peor de los casos, y la reparación de los depósitos de agua para que estén operativos ante cualquier emergencia.

La principal comarca afectada es la comarca Requena-Utiel, donde se concentraron los temporales entre los meses de diciembre de 2016 y enero de 2017. Esta comarca alberga las formaciones arboladas forestales de mayor superficie de la provincia, gestionadas por la Generalitat.

Tras los acuerdos del Consell de 23 de diciembre y enero, La Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente tomó la iniciativa el mismo mes de enero con los trabajos de prospección para la evaluación de daños. En febrero dio instrucciones a las direcciones territoriales para la adopción de las primeras medidas encaminadas a corregir la situación. En abril, se presentaron las memorias de daños y necesidades a la Comisión Interdepartamental y se aprobaron los fondos de contingencia. Brigadas de parques naturales, Senda Verde, de Plagas o Natura 2000 también han actuado desde el primer momento, en la medida de sus posibilidades y en su ámbito de actuación, en la retirada restos de árboles dañados en caminos y pistas forestales. 

Agricultura convoca ayudas por 1,4 millones de euros para mejorar la producción y comercialización de miel

24.05.2017.- El sector apícola valenciano puede optar a la convocatoria de ayudas que, dotadas con 1.416.200 euros, efectúa la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural a través de la Agencia Valenciana de Fomento y Garantía Agraria. La convocatoria está dirigida a titulares de explotaciones apícolas de la Comunitat Valenciana que realicen inversiones y actuaciones con objeto de mejorar las condiciones de producción y comercialización de la miel para el periodo 2017/2019.

Como señala la orden de bases, firmada el 5 de mayo por la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, las medidas subvencionables pretenden consolidar la profesionalización del sector apícola y alcanzar una mayor modernización y competitividad, incorporando las últimas técnicas y avances científicos. Además buscan mejorar los sistemas de producción y comercialización así como abrir nuevos mercados, todo ello con un producto de calidad.

La cuantía económica se va a distribuir en cuatro líneas de subvención. Una primera línea está destinada a prestar asistencia técnica a los apicultores y a las agrupaciones de apicultores. Otra, dirigida a la lucha contra el ácaro Varroo Destructor, un parásito de la abejas adultas y sus crías, y otras amenazas de las colmenas. Las dos últimas líneas de ayuda irán destinadas a la racionalización de la trashumancia (adquisición de medios, cuotas de seguros, etcétera) y a medidas de apoyo a los laboratorios de análisis de las características fisicoquímicas de la miel.

Podrán ser beneficiarios de las ayudas las explotaciones apícolas que estén inscritas en el Registro de Explotaciones Ganaderas (REGA), así como agrupaciones de apicultores y laboratorios apícolas.

El Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) publica la resolución de las ayudas, la cuantía a subvencionar y el plazo de entrega de solicitudes, que será de 15 días hábiles a partir del día siguiente de la fecha de publicación.

Archivo de noticias

FACEBOOK

ÚLTIMOS TWEETS